Saltar al contenido

▷Significado de Amén en la Biblia.

Hay palabras que simplemente diferencian a unas personas de otras, para a los cristianos expresiones como “Dios te bendiga”, “Hermano”, y “Amén”, son características.

Es por ello que en esta oportunidad queremos plantearte el Significado de Amén en la Biblia, esperando que el Espíritu Santo traiga una hermosa revelación con estas cortas y humildes palabras.

 

Amén, siempre amén. 

 

La palabra Amén es una expresión propia de la cultura hebrea cuyo significado es simple y denota “que así sea,”.

Es así, como esta corta palabra es usada como una especie de sello dentro de los contratos espirituales, entendiendo que Dios ha puesto tanto el poder de la vida como el poder de la muerte en nuestra boca a través de nuestras palabras:

La muerte y la vida están en poder de la lengua,
Y el que la ama comerá de sus frutos.

Proverbios 18:21 VRV

 

Además, la Biblia claramente expresa que todo lo que atemos en la tierra queda atado en los cielos, (Revisa tu Biblia en Mateo 18:18) así como también todo lo que desatemos en la tierra se desata en los cielos y desciende en forma de bendición a nuestras vidas.

 

¿Qué significado tiene Amén en la Biblia?

 

El amén de la Biblia es Cristo, el sello de la creación. La biblia nos muestra la naturaleza  de la trinidad, pues desde el Génesis al apocalipsis Dios aparece en plural, es así como en Génesis 1:26 aparece

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”

Más adelante se denota que todo lo que existe es sustentado en El, y además que en Cristo todas las promesas son sí y sin Amén, gracias a l sacrificio que hizo por su creación que ama y amó que se entregó así mismo por ella.

Todas las promesas que ha hecho Dios son «sí» en Cristo. Así que por medio de Cristo respondemos «amén» para la gloria de Dios.

2 Corintios 1:20 NVI

Es por ello que todos los días debemos agradecer a Dios por un nuevo día y una nueva oportunidad, porque sabemos que nuevas son sus misericordias cada mañana y que Él es nuestro Dios único y verdadero que no nos defrauda jamás.

 

¿Cuándo decir Amén?

 

Como cristianos a veces nos preguntamos cuándo es correcto utilizar la expresión amén, y cuándo no cabe utilizarlo.

Es por ello que te traemos una pequeña lista de oportunidades donde sin lugar a dudas debes responder con un amén con todas las fuerzas de tu corazón y de tu fe.

 

-Un amén siempre es para bendecir. 

 

Sin lugar a dudas cada vez que escuches una bendición bien sea para ti o para otra persona debes responder con un amén, pues es decir en el mundo espiritual que Dios hará posible que esa promesa llegue a su lugar.

 

-Un amén indica que has aprendido la lección. 

 

Muchas veces cuando oímos la palabra de Dios, sentimos que ineludiblemente Dios nos está hablando nosotros, es por ello que decir Amén en lo más propicio para ese momento.

 

-Un amén para reclamar una promesa de Dios. 

 

La Biblia está llena de las más maravillosas promesas de Dios para nuestras vidas, que Dios las ha colocado allí con el fin de que tengamos una vida plena, feliz, en abundancia y en victoria.

Por lo tanto, como hijos de Dios, podemos venir confiadamente hasta el trono de su magnífica gracia a reclamarle el cumplimiento de esas promesas. Pues

Dios no es hombre, para que mienta,
Ni hijo de hombre para que se arrepienta.
El dijo, ¿y no hará?
Habló, ¿y no lo ejecutará?

Números 23:19 Reina-Valera 1960

Cabe destacar, que usted no puede reclamar promesas que no conoce, y que no cualquiera entra al santo lugar, para llegar allí usted debe tener mucha fe, un corazón humilde, una vida entregada a Dios y una relación con el Espíritu Santo, y por supuesto debe conocer la palabra de Dios,  sabiendo que usted podrá decir AMÉN a sus promesas.

Por lo que lo invitamos a establecer una relación con Dios, a que reciba el sacrificio que Jesucristo hizo en la cruz por nuestros pecados, que lo reciba como su salvador personal, y que lea la Biblia y busque la presencia de Dios en su vida.

-Un amén para cerrar oraciones. 

 

Siempre que termines de orar es bueno decir amén, no es que necesitas decirlo para sellar un contrato con Dios o algo así, sino que el: En el nombre de Jesucristo amén indica lo que te hemos explicado anteriormente.

Cristo es el sello de la creación, su nombre es Sobre todo nombre, ante su nombre se doblan rodillas en el cielo, en la tierra y debajo de ella, ese es nuestro Dios, y cerrar nuestra oración con su nombre y un amén, es un hermoso privilegio de darle honra, darle gloria, y darle gracias.

 

Te invitamos a leer filipenses 2: 5- 11. en tu biblia o en una versión en Linea, así como también a explorar por nuestra web minutos cristianos.com y llenes tu ser de las hermosas palabras y promesas que Dios ha dejado para cada uno de nosotros