Saltar al contenido

▷ La Cremación según la Biblia.

Cuando llega el momento de la muerte, sobre todo la de un ser querido o un familiar, las personas a menudo se preguntan cuál ha de hacer el modo más correcto para hacer los actos fúnebres.

Incluso personas llegan a disertar sobre asuntos como la Cremación según la Biblia o si es correcto enterrar los cadáveres y hacerles la autopsia. Es por ello que te traemos este artículo y de ese modo puedas librar algunas de estas dudas comunes.

 

¿Por qué debemos morir?

 

Lo importante en todo caso, es saber que el plan de Dios originalmente no incluía al muerte.

Cuando Adán y Eva se encontraban en el jardín del Edén desobedecieron  Dios, y esa desobediencia trajo consigo el deterioro del cuerpo físico y la ruptura espiritual, emocional y física, manifestada en la muerte el sufrimiento y las enfermedades.

 

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 6:23 VRV

 

Afortunadamente, Dios junto con el castigo trajo también la solución y fue darse a sí mismo en propiciación, ofreciéndose por los pecados de todo y pagando con su muerte de una vez por toda la deuda causada por la transgresión de la humanidad.

Sin embargo, nuestro cuerpo mortal no tiene nada que ver con el mundo espiritual, así que somos como dice la escrituras, unas semillas, que deben morir para llevar fruto, en este caso el fruto es nuestro espíritu que vuelve al Señor si durante la vida lo aceptamos.

 

Les digo la verdad, el grano de trigo, a menos que sea sembrado en la tierra y muera, queda solo. Sin embargo, su muerte producirá muchos granos nuevos, una abundante cosecha de nuevas vidas.

Juan 12:24 NTV

¿Cómo tener vida eterna en Cristo?

 

Lo importante es saber que si confesamos con nuestra boca que Jesús es el Señor y creemos de verdad con todo nuestro corazón que Dios lo ha levantado de los muertos, tenemos salvación y vida eterna, pues esto es lo que ofrece la palabra de Dios y la fe cristiana.

 

“Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor,  Y crees en tu Corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado. Pero con la boca se confiesa para ser salvo. Así dice la Escritura: Todo el que confíe en él no será jamás defraudado”.

Romanos 10. 9-11 NVI

 

Muerte de seres queridos.

 

Ahora bien, cuando muere un ser querido quedamos totalmente devastados, pues aunque sabemos que Dios nos ha dado vida eterna, nuestro corazón se duele de que no vamos a poder ver jamás en esta vida a esa persona.

Sin embargo debemos pedirle a Dios fortaleza y fe pues es nuestra esperanza verle de nuevo.

 Además de eso, debemos entender y atesorar cada momento que hemos compartido con esa persona y comenzar a repensar nuestras relaciones con nuestros seres queridos y conocidos, pues la mayoría del tiempo olvidamos que somos efímeros, que somos solo un suspiro, y vivimos como si esta vida fuera a durar para siempre.

 Así que dejamos de valorar, de amar, de abrazar, y nos empezamos a afanar por el trabajo más que por la familia, y por las cosas pasajeras más que de nuestro Dios y creador, de quien venimos y a dónde vamos.

 

La cremación según la Biblia. 

 

Ahora bien, con respecto a todo lo relacionado con los servicios fúnebres e incluso, qué hacer con el cuerpo sin vida de un ser querido, la Biblia no trata el tema directamente, sino más bien hace énfasis a las tradiciones propias de cada cultura, en este caso por ejemplo vemos que Jesús de la crucifixión fue embalsamado y colocado en una cueva fúnebre nueva, es decir esta es la tradición judía.

Por tanto, no podremos decirle si la cremación según la Biblia le es permitida o no, lo importante es saber que no tiene importancia lo que decida hacer usted, lo importante de su ser querido lo fue en vida, y su alma y su espíritu están con Dios.