Saltar al contenido

▷ Tipos de Llamados de Dios

Dios es nuestro Padre amado; que nos creó y nos ha llamado para cosas grandes. Para cumplir su propósito y perfeccionar su obra en nosotros hasta el fin.

Los Tipos de Llamados de Dios son una convocatoria; una invitación. Dios nos invita a recibir el Propósito que tiene para nuestras vidas.

Caminar con Dios, es entender que nos ha hecho un llamado. Ha estado en su corazón desde el principio y así se revela a nuestras vidas.

 

“Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia”

Galatas1:15 (RVR)

 

Planes de éxito

 

Los llamados de Dios benefician nuestras vidas. Él nos ha llamado para cosas grandes, para estar por encima de las naciones y principalmente para estar y servirle a Él.

Entonces debemos entender que, para cumplir de manera eficaz nuestro llamado debemos:

 

-Conocer.

 

En este tipo de llamado de Dios, El Señor nos llama para salvarnos y que fuésemos santificados por su gracia y amor. En eso debemos conocer su llamado

“Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia…”

2 Timoteo 1:9 (RVR)

 

Desarrollar.

 

Debemos esforzarnos para desarrollar el propósito del llamado que Dios ha hecho a nuestras vidas. Buscarlo en todo tiempo. Servir; porque él hizo grandes cosas por nosotros.

“Por lo tanto, hermanos, esfuércense más todavía por asegurarse del llamado de Dios, que fue quien los eligió…”

2 Pedro 1:10

 

Dejar un Legado.

 

Así como el Señor Jesús que dejo huellas inmarcesibles en sus vidas, debe ser nuestra labor al momento de cumplir nuestro servicio a Dios. Debemos ir más allá y Ser Líderes de Impacto que dejen en alto el amor de Dios-

“No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure…”

Juan 15:16(RVR)

 

Tipos de Llamados de Dios.

 

Nuestro Padre que está en los cielos constantemente realiza llamados a nuestra vida; Él está en la puerta y toca; esperando que nos volvamos a su amor y voluntad.

A Dios le place entregarnos su amor, poder,  autoridad. Para salvarnos, bendecirnos y prosperarnos.

Para recibir el llamado de Dios debemos:

  • Ser obedientes
  • Ser comprometidos
  • Ser fieles

 

Entre los Tipos de Llamados de Dios están:

Llamado General:

 

Este llamado lo hace Dios a todos sus Hijos. A través de este tipo de llamado Dios puede cumplir su plan y propósito acá en la tierra.

El cual es Llevar su Palabra a las almas por medio de la evangelización, intercesión y servicio.

Para esto Dios los llamó por nuestro evangelio, a fin de que tengan parte en la gloria de nuestro Señor Jesucristo”

2 Tesalonicense 2:14(RVR)

 

Llamado Especial:

 

Hace referencia al llamado especial que Dios hace a hombres y mujeres de acuerdo a los Dones ministeriales y Habilidades que han desarrollado en su vida cristiana.

Este llamado define el Tipo de Servicio que emprenderás en tu caminar con Él. Su gracia sobre nosotros define el propósito de su voluntad.

“Y nadie toma para sí esta honra, sino el que es llamado por Dios, como lo fue Aarón. Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy”

Hebreos 5: 4:5

 

Llamado Específico:

 

Es un llamado puntual que Dios hace para servir en un área y en un tiempo específico que es perfecto para Dios.

Así con el llamado que Dios hizo al profeta  Jeremías que desde niño fue apartado por Dios para cumplir su propósito y fue obediente.

“yo dije! Ah!!!Ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande.

Jeremías 1:6-7 (RVR)”

 

Reconociendo el Llamado

 

Dios  habla a nuestras vidas porque llevamos una buena comunión con Él; aun cuando estamos en situaciones difíciles se glorifica y saca lo mejor de cada uno de nosotros; nos fortalece y ayuda.

Él no pondrá una carga que no podamos llevar, y con cada dificultad dará una salida.

Si Dios nos hace el llamado tenemos que estar preparados para escuchar su voz y aceptar la invitación que nos ha hecho.

Así el podrá cumplir Su Propósito en nosotros; a través de nuestro esfuerzo en servir con amor; con una actitud comprometida y fiel; para alcanzar las metas por las que fuimos creados.