Saltar al contenido

▷ 8 Ejemplos de Obediencia en la Biblia

La historia de la humanidad está marcada por la obediencia o la desobediencia a Dios. Es por ello, que en esta oportunidad te traemos 8 Ejemplos de Obediencia en la Biblia, para que a través de ello el Espíritu Santo se revele a tu vida.

A través de este estudio podrás ver cómo decidir obedecer a Dios es la clave de una vida con propósito.

1.- Jesús se entregó a sí mismo por amor. 

 

“La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús,
Quien, siendo por naturaleza Dios,
No consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse.”

Filipense 2.5 NVI

El mayor ejemplo de obediencia lo encontramos con nuestro Señor Jesucristo, quien siendo Dios decidió entregarse a sí mismo, para ser torturado y tener la muerte más vil cruel e incluso maldita según las escrituras, para darnos vida eterna y liberarnos del pecado.

Además de ello las sagradas escrituras nos coloca a Cristo como un ejemplo a seguir, él no quería pasar por esa copa, y sin embargo, lo hizo por nosotros, por lo tanto, debemos ser obedientes a Dios, pues así como a Jesús se le ha dado un nombre sobre todo nombre, hay un principio de Autoridad Espiritual ligada a la Obediencia que se aplica a nuestras vidas cuando decidimos obedecerle a Dios.

 

2.- Noé obedeció sin aun entender. 

 

“Por la fe Noé, advertido sobre cosas que aún no se veían,
Con temor reverente construyó un arca para salvar a su familia.
Por esa fe condenó al mundo y llegó a ser heredero de la justicia que viene por la fe”

Hebreos 11.7 NVI

Noé obedeció con un temor reverente, aun cuando nunca había visto que lloviera sobre la tierra y entendió que Dios lo haría, así que duro parte de su vida construyendo y predicando, y en el tiempo establecido Dios cumplió su promesa y Noé logró salvar su vida y la vida de su familia lo cual nos debe hacer entender que la Obediencia a Dios trae Bendición siempre.

Muchas personas dicen que los cristianos están locos, porque no han visto a Cristo y no creen que el vuelva para cumplir a escritura, sin embargo, con temor reverente vivimos conforme a la Palabra de Dios sin desmayar, sabiendo que Dios no es hombre para que mienta, y que el cielo y la tierra pasarán pero no sus palabras.

 

3.- Abraham salió sin conocer su rumbo. 

 

Por la fe Abraham, cuando fue llamado para ir a un lugar que más tarde recibiría como herencia, obedeció y salió sin saber a dónde iba

Hebreos 11. 8 NVI

Como se pondría su esposa o su esposo, si un buen día usted le dice, nos vamos. Y cuando le pregunten ¿a dónde?, y usted responda –no sé, hacia el horizonte porque Dios me lo ha dicho-.

Posiblemente, usted termine solo, sin embargo, esto no le ocurrió a Abraham, ya que inmediatamente Dios le hablo, el emprendió su viaje hacia la tierra que Dios le prometió para él y su descendencia. Siendo ya viejo y sin hijos él le creyó a Dios y el obedeció.

A veces, sabemos lo que demos hacer y no lo hacemos, desobedeciendo a Dios y su Palabra, y otras veces no entendemos o no alcanzamos a ver el propósito de Dios y nos detenemos, pero debemos ser como Abraham y como cada uno de estos 8 Ejemplos de obediencia en la Biblia, creerle a Dios, obedecer y así avanzar hacia su propósito.

 

4.- Gedeón obedeció a pesar de su sentimiento de inferioridad.

 

El SEÑOR lo encaró y le dijo:
—Ve con la fuerza que tienes, y salvarás a Israel del poder de Madián. Yo soy quien te envía.
Jueces 6.14

Cuando Dios llamó a Gedeón, él le dijo que el no podía liberar a su pueblo porque era el mas inferior de todos, pero Dios mismo le dijo que fuera, y el decidió creerle a Dios y ser obediente, así que actuó a pesar de sus sentimientos.

La obediencia trae la bendición, solo cuando de verdad le creemos a Dios y somos obedientes, es que lograremos entender el propósito en nuestras vidas y lo podremos hacer realidad.

Además debemos entender que existen diversos Tipos de obediencia según la Biblia, pero en cuanto a Dios se refiere siempre la obediencia traerá a nuestra vida Bendición y sabiduría.

 

🖐 A menudo requerimos dirección de Dios, es por ello que te traemos 8 Ejemplos de Obediencia en la Biblia que cambiarán tu vida.

 

5.- Los pescadores fueron obedientes y Dios los hizo Apóstoles.

 

 Mientras caminaba junto al mar de Galilea, Jesús vio a dos hermanos: Uno era Simón, llamado Pedro, y el otro Andrés. Estaban echando la red al lago, pues eran pescadores. «Vengan, síganme —les dijo Jesús—, y los haré pescadores de hombres.» Al instante dejaron las redes y lo siguieron.

Mateo 4.18-20

Para la mayoría que lee los evangelios es muy normal ver que Jesús iba pasando y llamó a tres hermanos  éstos dejaron lo que estaban haciendo para seguirlo. Pero la verdad es que en nuestras actividades diarias Jesús viene a la puerta una y otra vez.

Dios tiene Un Propósito y Un Llamado para cada uno de nosotros, la pregunta es, ¿somos como los apóstoles? Logramos reconocer a Jesús en la cotidianidad de nuestras rutinas, realmente lo identificamos y lo seguimos para que nos haga pescadores de hombres, o continuamos en nuestras rutinas lejos de él y de la gran comisión.

La obediencia a Dios implica poder escuchar su voz, conocerlo y reconocerlo en cada área de nuestras vidas, y decidir siempre seguirlo, podemos ser como cualquiera de estos 8 Ejemplos de obediencia en la Biblia, pues el llamado que hemos recibido de Dios es el mismo.

 

-6– Rut fue obediente a sus Suegra:

 

Un día su suegra Noemí le dijo:

—Hija mía, ¿No debiera yo buscarte un hogar seguro donde no te falte nada?
Además, ¿acaso Booz, con cuyas criadas has estado, no es nuestro pariente?
Pues bien, él va esta noche a la era para aventar la cebada.
Báñate y perfúmate, y ponte tu mejor ropa…
Cuando se vaya a dormir, te fijas dónde se acuesta.
Luego vas, le destapas los pies, y te acuestas allí.
Verás que él mismo te dice lo que tienes que hacer.
—Haré todo lo que me has dicho —respondió Rut”.
Rut 3.1-5 NVI

Como lo hemos expresado y lo puedes ampliar en otro de nuestros Post denominado Tipos de obediencia según la Biblia existen varios modos de obedecer a Dios y eso incluye siendo obediente a nuestros padres y autoridades.

Rut no era hija de Nohemí, era su nuera, esposa de su hijo fallecido, sin embargo, ella decidió seguir a Nohemí y obedecerla porque ella era su familia, y porque comprendió que el Dios de Nohemí era el Dios de dioses, su fe la hizo digna de pertenecer a este grupo de 8 Ejemplos de obediencia en la Biblia.

 

Realmente ¿hay obediencia en mí?

 

Ahora bien, es fácil leerlo, pero, sería igual de fácil vivirlo, realmente estaríamos dispuestos a mostrar nuestra obediencia a nuestras autoridades(dentro de la iglesia por ejemplo), aun cuando no entendamos bien que hay detrás de ello. Póngase en el lugar de Rut y medite en ello.

Pero mejor aún, el mayor reto es ponernos en el lugar de Nohemí, y ver si realmente somos ese espejo que refleja la gloria de Dios al punto que podemos convertir y convencer a quienes están a nuestro alrededor, tal como nohemi con su vida logró impactar a Rut.

 

7. A Jonás le costó, pero fue obediente.

 

“La palabra del SEÑOR vino por segunda vez a Jonás: «Anda, ve a la gran ciudad de Nínive y proclámale el mensaje que te voy a dar.» Jonás se fue hacia Nínive, conforme al mandato del SEÑOR”
Jonás 3.1-3 NVI

Si hay una historia pintoresca de qué ocurriría con nosotros si decidimos tomar abiertamente el camino contrario a los designios de Dios es la historia de Noé.

Obviamente es sencillo juzgar sus razones y rencores hacia el pueblo de Nínive, tanto que el determinó no cumplir su propósito y Dios tuvo que enviar una tormenta en alta mar y un pez para hacerlo reflexionar.

Sin embargo, cuantas veces anteponemos nuestras cuestiones personales ante la voluntad de Dios, cuántas veces al día decidimos seguir con nuestros rencores, con nuestros planes, e incluso consentir nuestras reacciones, acciones decisiones y gustos, incluso sabiendo que van en contra de la Palabra de Dios.

Reflexionemos y pidámosle a Dios que escudriñe nuestro corazón y nos ayude a mejorar sin que sea necesaria una tortuosa tormenta en el alta mar de nuestras vidas ni un pez gigante que nos sepulte.

 

8. Ana llevó a su Hijo al altar en obediencia.

 

“Dijo Ana:

«Mi señor, tan cierto como que usted vive, Le juro que yo soy la mujer que estuvo aquí a su lado orando al SEÑOR.
Éste es el niño que yo le pedí al SEÑOR, y él me lo concedió.
Ahora yo, por mi parte, se lo entrego al SEÑOR.
Mientras el niño viva, estará dedicado a él..”
1Samuel 1.26-27 NVI

 

La historia de Ana es impresionante pues ella oró en su desesperación a Dios y le ofreció un pacto si Dios le permitía salir de su aflicción, y al ver que Dios respondió a su clamor, en el tiempo indicado Ana cumplió su promesa a Dios y llevó su propio hijo Samuel para que estuviese dedicado al servicio del templo.

Esta acción de Ana trajo una gran bendición su vida pues pudo tener mas hijos, y también tuvo un impacto en la vida de Samuel, pues conoció a Dios desde su niñez y se convirtió en uno de los mas grandes profetas de el pueblo de Israel.

Ahora bien suena sencillo, pero de verdad usted llevaría a su hijo recién destetado (a los tres años aproximadamente según sus costumbres) al templo y lo dejaría allí, llega hasta ese punto su obediencia.

 

Nuestra obediencia es el camino al propósito de Dios.

 

La convicción de Ana y su obediencia tuvo un gran impacto, incluso después de su acción, sin embargo, qué hubiese pasado si Ana no cumplía su promesa y no fuese obediente.

Decidir obedecer o no obedecer a Dios cambia indudablemente el curso de nuestras vidas y de nuestra nación, debemos entender que el propósito de Dios en nuestra vida es mas grande y alto siempre.

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

Isaías 55:8-9
Reina-Valera 1960

Por otro lado, nunca seamos imprudentes en ofrecer a Dios algo que no podamos cumplir tal como lo expresa el predicador en el libro de Eclesiastés capitulo 5 desde los versículos 1-al 7, el cual te invitamos a buscar en tu Biblia bien sea física o digital y recuerda estos 8 ejemplo de obediencia en la biblia son la dirección hacia nuestra bendición.

 

Si te gusta el tema, puedes ampliarlo en nuestra web, pues hemos preparado varios temas especialmente para ti, gracias por tu tiempo y que Dios te bendiga.