Saltar al contenido

Ejemplos de Amistad en la Biblia.

En las sagradas escrituras hay todo tipo de maravillosas historias que nos dejan un hermoso aprendizaje de cómo vivir.

Entre las más hermosas historias te queremos compartir en esta oportunidad algunos Ejemplos de Amistad en la Biblia, pidiéndole mucho a Dios que se revele a tu vida a través de su Santo Espíritu.

Ejemplos de Amistad en la Biblia. 

 

En esta oportunidad hemos decidido compartirte algunos de los múltiples Ejemplos de amistad en la Biblia, con la finalidad de que Dios pueda ministrar tu corazón y de ese modo también puedas mostrarte amigo.

 

1.Jesús un fiel Amigo.

 

Uno de los más sentidos ejemplos de amistad en la Biblia lo dio nuestro Señor Jesucristo, cuya amistad, con Marta, María y Lázaro, es notoria en las Sagradas Escrituras.

En los evangelios, podemos denotar pasajes donde Jesús visitaba a sus amigos, como cuando María se sentó a los pies del maestro mientras marta se afanaba en atenderlo, en este, Jesús las trata con profundo cariño, pero además se resalta que nuestro divino salvador era atento y visitaba a sus amigos. Cuanto podemos aprender de Él.

 

El amor de Jesús por sus amigos se hacía notar.

“Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro”.
Juan 11.5 NVI

Posteriormente, encontramos el pasaje donde Lázaro enferma, y mandan a avisar a Jesús quien espera aun un poco más. En esta espera Lázaro muere, y obviamente Jesús lo sabía, sin embargo al llegar a la aldea y ver la conmoción de sus amigos:

“Jesús lloró.
— ¡Miren cuánto lo quería! —dijeron los judíos”
Juan 11.35-36 NVI

 

No te sientas solo, Jesús es tu amigo.

 

En la carta a los Hebreos el Espíritu Santo nos revela a través del Apóstol Pablo la verdad que sacude al mundo espiritual, “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos”. Y que quiere decir esto, que el mismo amor que tenía hacia sus amigos lo tiene hacia nosotros si quieres recibirlo.

Cuando estés pasando un momento difícil, donde sientes que aun todos te han abandonado, recuerda que Jesús nunca llega tarde, y no solo llorara contigo, y consolará tu corazón sino que hará un milagro sobrenatural como lo hizo con Lázaro cuando aún entre los muertos lo llamo a la vida.

 

2.Una amistad contra todo Obstáculo.

“Pero como Jonatán le tenía tanto afecto a David,
Le advirtió: «Mi padre Saúl está buscando una oportunidad para matarte.
Así que ten mucho cuidado mañana; escóndete en algún sitio seguro, y quédate allí.
Yo saldré con mi padre al campo donde tú estés, y le hablaré de ti.
Cuando averigüe lo que pasa, te lo haré saber.»
Jonatán le habló a su padre Saúl en favor de David:
 ¡No vaya Su Majestad a hacerle daño a su siervo David!- Le rogó.”
1 Samuel 19. 2-4

 

Jonatán el hijo del Rey Saúl es uno de los más sentidos Ejemplos de amistad en la Biblia, pues como lo pudimos notar en los versículos compartidos anteriormente, era el deseo de su corazón proteger a su amigo aun de su propio padre.

 

La amistad una Bendición de Dios. 

 

Entre las múltiples bendiciones que recibió el rey David en su vida por tener un corazón conforme al corazón de Dios, fue la amistad de Jonatán, quien mientras vivió su corazón estuvo ligado al de David.

Incluso cuando Jonatán muere en batalla el corazón de David se lamenta enormemente y muchos años más adelante, David rescata al único descendiente vivió de su amigo y decide que viva con él con todos los honores que viviese un hijo suyo.

 

Tres lecciones de amistad.

 

-De la hermosa historia entre David y Jonatán aprendemos que cunado esta bajo la bendición de Dios, Él te provee de amigos fieles amorosos y verdaderos.

-Por otro lado, una migo siempre protege su vida incluso un amigo da la vida por sus amigos como le dijo Jesús a sus discípulos en una oportunidad.

-Por último, la mistad verdadera es tan fiel que incluso recata a tus descendientes aunque ya no estés en la tierra de los vivientes, tal como pasa cuando decides ser amigo de Dios, quien guardará tu vida y a tus descendientes hasta la cuarta generación según sus maravillosas promesas.

 

3.Una Amistad Desinteresada.

“Un día, cuando Eliseo pasaba por Sunén, cierta mujer de buena posición
Le insistió que comiera en su casa.
Desde entonces, siempre que pasaba por ese pueblo, comía allí.
La mujer le dijo a su esposo: «Mira, yo estoy segura de
Que este hombre que siempre nos visita es un santo hombre de Dios.
Hagámosle un cuarto en la azotea, y pongámosle allí una cama,
Una mesa con una silla, y una lámpara.
De ese modo, cuando nos visite, tendrá un lugar donde quedarse.”
2 Reyes 8-10

Esta historia de amistad es hermosa y te invito a que la revises con más calma para que puedas observar las bendiciones que esta mujer trajo la vida del profeta y como el profeta se esforzó por bendecirla por su entrega desinteresada.

Pero, realmente entre todo lo bonito rescatable de este último Ejemplo de amistad en la Biblia, quiero acentuar como una mujer poderosa y adinerada decidió mostrarse amiga del profeta y atenderlo con lo mejor, solo porque él era el siervo de Dios.

Del mismo modo, así Dios bendice nuestras vidas, poniendo a personas que nos quieren proveer de su amistad y de su apoyo desinteresado, por lo que debemos ser humildes y aceptar pues en la misma medida que quieren bendecir nuestras vidas, en la misma medida Dios los bendice.