Saltar al contenido

Lecciones de Células Cristianas.

Las células son grupos de crecimiento de las iglesias cuyo objetivo es formar, discipular, consolidar y multiplicar nuevos creyentes para que trabajen en la obra de Dios.

Por medio de la visión celular; se evangeliza la comunidad llevando la palabra de Dios a los más necesitados y cumpliendo el mandamiento del trabajo por la salvación de las almas de ir a predicar el evangelio a tiempo y fuera de tiempo.

¿Qué hay que hacer, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada cual aporte salmo, enseñanza, revelación, lenguas o interpretación. Que todo se haga para edificación. 1 Corintios 14:26 (VC)

Lecciones para Células Cristianas

Principalmente entre las lecciones de células cristianas, se debe exponer el plan de salvación que Dios tiene para la vida del creyente.

Somos salvos a través de la gracia y misericordia del Padre, quién vio que por nuestros pecados no podríamos tener oportunidad  y Él por amor envió a su hijo a morir por nosotros en la cruz. Siendo nosotros justificados por su sacrificio.

El Señor Jesús nos redimió del pecado; limpió y restauró. Es importante resaltar estas enseñanzas en las células cristianas.

“Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo.” 2 Timoteo 1:9 | NVI

                                           

La oración y lectura de la Palabra. 

Una vez, enseñado el plan de salvación del Dios para sus hijos, se debe formar en los nuevos creyentes el hábito de la oración y la lectura de la palabra

 

Hablando con el Padre. 

La oración es cuando nosotros hablamos a Dios con acciones de gracia, adoración y alabanza y exponemos nuestras peticiones a Él; con un corazón humilde, alegre y agradecido. Esto ayudará a que la oración sea fluida y sea agradable delante del Señor.

Él es nuestro Padre, no rechaza una persona que le busca en oración que se rinde ante su poder y su gracia; pues sus oídos están muy atentos a nuestras peticiones y quiere que le busquemos en todo tiempo.

“Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.”1 Juan 5:14 (NVI)

 

 

El Padre nos habla. 

 

Para conocer al Padre y su voluntad, debemos leer su palabra. De esta manera nos alineamos con su propósito y lo que quiere para nuestras vidas.

Por medio de la escritura podemos recibir enseñanzas; exhortación; edificación y conocer profundamente a Dios.

Su palabra nos dirige a buscarle en la lectura a través de sus enseñanzas el Espíritu de Dios se revela a nosotros y forma su carácter en nuestras vidas

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.”2 Timoteo 3:16-17(NVI)

 

Bautismo. 

 

Asimismo, otra de las lecciones de células cristianas es el bautismo en agua; es importante dirigir al nuevo creyente de recibir el bautismo para afirmar su compromiso con Dios; a través del cual dejamos de ser hijos naturales, para ser herederos del trono.

El bautismo es un acto simbólico en el cual declaro que muero para el mundo y vivo bajo la voluntad del padre. Al hacer esto, el Espíritu Santo sella nuestro corazones somos hijos legítimos suyo.

También hay que aclarar que el bautismo no garantiza la salvación a  los creyentes.

Entre los beneficios que disfrutamos del bautismo está:

-Puedes recibir el bautismo del Espíritu Santo

-Comenzar tu ministerio

-Ser miembro activo en la congregación

-Puedes diezmar

-Recibir Santa Cena

“Todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús, porque todos los que han sido bautizados en Cristo se han revestido de Cristo.” Gálatas 3:26-27  (NVI)

 

Formar y Enviar. 

Después de haber cumplido estos pasos; ya los nuevos creyentes están preparados para llevar las buenas  nuevas del evangelio a través del comienzo de su ministerio por medio de los dones y talentos que el Espíritu Santo haga a través de su llamado.

Pueden comenzar  a predicar el evangelio, enseñado los unos  los otros con el mismo amor con que Dios no ha amado y llevar palabra de salvación para aquellos que la necesitan.