Saltar al contenido

Cómo son los ángeles según la Biblia.

Los Ángeles son mensajeros de Dios enviados como mensajeros para protegernos y servirnos en la aflicción o cualquier circunstancia que rodee nuestra vida.

Dios nos ama y a dispuesto ejércitos de ángeles que actúan a nuestro favor para ayudarnos; abe que las fuerzas del mal adversan contra nosotros y cuida de que esto no pase a través de los ángeles.

Como son los ángeles según la biblia son descritos como figuras imponentes, llenas de poder y sabiduría de Dios dispuestos a servirnos en cualquier momento; alaban al padre en todo momento y están hecho a la imagen de Dios.

“Bendecid al SEÑOR, vosotros sus ángeles, poderosos en fortaleza, que ejecutáis su mandato, obedeciendo la voz de su palabra” Salmos 103:20(VC)”

 

Apariencia de los ángeles. 

 

Son seres completamente desarrollados a la imagen y semejanza de Dios, cubiertos de resplandor y de su gloria; no poseen cuerpo, ni son de carne, ni sangre; pero se ha revelado a los hombres como personas normales cuando han tenido que intervenir para comunicar un mensaje de Dios.

Son mensajeros de Dios y a través de ellos, Él ha mantenido contacto con sus hijos en determinados momentos. Sirven a Dios y son un enlace con el creyente y sea para traer mensajes o servirles.

“Bendigan al SEÑOR, ustedes sus poderosos ángeles que ejecutan su palabra obedeciendo la voz de ella” Salmo 103:20. (RVR)

 

Funciones de los Ángeles. 

Adorar y alabar a Dios. 

Delante de la presencia de Dios los ángeles le adoran y exaltan su nombre proclamando Santo, Santo; es la adoración divina y angelical postrada ante la presencia del Padre para exaltar su presencia, su gloria y poder.

“Cada uno de ellos tenía seis alas y estaba cubierto de ojos, por encima y por debajo de las alas. Y día y noche repetían sin cesar: «Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, Èl que era y que es y que ha de venir»” Apocalipsis 4:8(NVR)

 

Mensaje de Revelación. 

 

Otra función que ejecutan los ángeles es revelar mensajes a los hijos de Dios. Desde el principio Dios ha revelado a sus hijos sus propósitos con ayuda de los ángeles que viene a decir las buenas nuevas de Dios para sus vidas.

Los ángeles han revelado mensajes proféticos; ordenes; son un medio de comunicación entre el Padre y sus hijos.

“Respondió el ángel y le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte estas buenas nuevas” Lucas 1:19 (NVR)

 

Protegen a los Hijos de Dios. 

 

Entre las funciones de los ángeles es poner su servicio en protección de los hijos de Dios; la palabra dice que Dios envía sus ángeles para cuidarnos y está pendiente de nosotros.

 

Como son los ángeles según la biblia es que son protectores. Ellos están dispuestos a servirnos en nombre de Dios. Guardaran nuestras vidas y nos guiaran por sendas de justicia para que no nos alejemos de la presencia de Dios.

“Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos”  Salmos 91:11 (RVR1960)

 

Fortalece Nuestra Alma. 

 

Una de las características del Ángel de Dios es que fortalece el alma abatida a través de la búsqueda en medio de las pruebas y dificultades que estamos viviendo.

Dios nos ayuda por medio del Espíritu Santo a confortarnos y cobrar ánimos para seguir adelante.

“El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.”

Salmos 34:7- (RVR1960)

 

Liberar. 

 

Los ángeles también han ayudado a liberar a las personas que han sido oprimidas. Muchas historias revelan como intervinieron en la liberación del pueblo de Dios.

También pablo fue liberado de la cárcel porque un ángel intervino y abrió la puerta de la celda donde estaba detenido.

“Pero un ángel del Señor abrió de noche las puertas de la cárcel y al conducirlos fuera dijo: “Vayan, y de pie en el templo, hablen al pueblo todas las palabras de esta vida” Hechos 5:19-20(RVR)

 

Los ángeles son mensajeros de Dios; su función es servirle y cuidar de los creyentes. Aun así no debemos adorarles y alabarles porque ellos son consiervos nuestros. La gloria. La honra y la alabanza siempre es para Dios.