[…] Las mujeres de la Biblia que marcaron la diferencia, sabían perfectamente que para lograr vencer las adversidades debían depender de Dios, en todo momento. A pesar de su aflicción y situación, lograron vencer la adversidad porque su confianza estaba puesta en el Padre. […]