Saltar al contenido

Desobediencia del Rey Saúl.

En las sagradas escrituras se encuentran historias de hombres que dejaron que Dios los usara para hacer obras majestuosas que exaltasen el nombre de dios.

Pero, también se encuentran historias de grandes hombres que Dios quiso usar, pero que ellos no se rindieron ante Él, fracasando en su legado, tal como la historia de la Desobediencia del Rey Saúl.

 

Cuando ocurrió la Desobediencia del Rey Saúl. 

 

 La historia del Rey Saúl desde sus inicios retrata la vida de un hombre elegido por Dios para grandes cosas, pero que nunca que nunca logró experimentar la relación de intimidad verdadera con Dios.

Este hombre fue elegido por Dios para ser el primer rey del pueblo hebreo, y aunque reino por más de 40 años, Dios mismo lo desecho por haber desobedecido el mandato del profeta Samuel, de esperarlo para ofrecer sacrificios por el ejército para que ganasen la batalla contra los filisteos.

 

Allí estuvo esperando siete días, según el plazo indicado

Por Samuel, pero éste no llegaba. Como los soldados comenzaban a

Desbandarse. Saúl ordenó: «Tráiganme el holocausto y los sacrificios de

Comunión»; y él mismo ofreció el holocausto”.

1Samuel 13.9 NVI

   

Saúl quería agradar al hombre y no a Dios. 

 

Parece un evento lejano, pero realmente, cuanta gente conoce usted que se guía religiosamente del qué dirán. Si usted alguna vez se ha sentido de algún modo preocupado por lo que la gente opina a su alrededor  aprenda esta triste historia de la Desobediencia del Rey Saúl.

 

-¿Qué dirán los Soldados?

 

 Acá tenemos a un Rey muy preocupado porque sus soldados se impacientaron. Ahora bien, dónde quedo la autoridad de este hombre, acaso un Rey tiene que preocuparse de lo que pase a su alrededor, debe cambiar sus designios por lo que digan o hagan unos pocos.

Y tú como hijo del rey de reyes. Cuantas veces he has preocupado de más por lo que digan los otros, el Rey Saúl solo debía esperar. Cuantas veces has sabido que debes esperar en Dios y empiezas a escuchar lo que la gente dice:

  • No esperes invierte.
  • No esperes cásate, que te deja el tren
  • No esperes reacciona.

Ten cuidado porque este fue precisamente el error de la Desobediencia del Rey Saúl. No saber quién era él, y quien era verdaderamente su Esperanza.

 

-Agradando a los hombres en vez de a Dios. 

 

 Saúl decidió prestar más atención a lo que veía a su alrededor que a las palabras del profeta. El solo debía esperar, obedecer y esperar. Pero al ver el desagrado de los soldados y su impaciencia el prefirió agradar más a sus soldados que a Dios.

Me imagino estando allá y viendo la desesperación de este hombre por lo que ocurría, él no contaba con el aplomo y el dominio propio de un verdadero líder, y en vez de hacer lo correcto simplemente imagino que dijo, no más espera, no se preocupen yo hare el sacrificio, yo puedo hacerlo, soy su rey, no se preocupen, tienen razón vengan.

 

-Al no cumplir mi propósito arrastrare a personas inocentes. 

 

La biblia declara que Saúl ordenó que le trajeran los holocaustos, imagínese, esas cosas eran solo para los oficios sacerdotales, y estaban escritas así para la obediencia.

Es decir, la desobediencia del Rey Saúl no solo, implica a Samuel, sino que, menospreció el mandato divino de cómo debían prepararse los holocaustos, y solo para quedar bien con un grupo de personas.

Pues el error de su desobediencia fue precisamente, no atesorar la palabra de Dios y no hacer las cosas para agradarlo sino para salir del paso y quedar bien con los hombres.

Además, mando a inocentes que no tenían nada que ver a que le trajeran esas ofrendas santísimas, acarreando maldición para ellos y para todo el pueblo. Por ello, debemos ser cuidadosos en nuestro liderazgo y en nuestra vida, porque cada pequeña decisión acertada o desacertada, traerá consecuencias en el mundo entero.

 

El designio de Dios para los que no le Obedecen. 

— ¡Eres un necio! —Le replicó Samuel—. No has cumplido el mandato

Que te dio el SEÑOR tu Dios. El SEÑOR habría establecido tu reino sobre Israel

Para siempre, 14 pero ahora te digo que tu reino no permanecerá. El SEÑOR ya

Está buscando un hombre más de su agrado, pues tú no has cumplido su

Mandato. 1Samuel 13.13-14 NVI

 

 

La desobediencia del Rey Saúl es una muestra de lo poca profunda que era u relación íntima con Dios, y de los poco que tenía ánimos de luchar con los problemas cotidianos para darle ese primer lugar que Dios merece en cada una de las áreas de nuestras vidas.

El costo de su actuación fue caro tal como lo expreso el profeta Samuel, y nos debe llevar a reflexionar sobre nuestro accionar n cada detalle de nuestras vidas.