Saltar al contenido

Como hacer un Bosquejo para Predicar

Hablar sobre la Palabra de Dios es una gran responsabilidad. No solo porque Cristo nos dejó la gran comisión, sino porque realmente uno no sabe que palabra es la que están necesitando las personas que escuchan nuestro mensaje.

Es por eso, que es de gran importancia saber Cómo hacer un Bosquejo para Predicar, y entender que lo más importante no es lo que nosotros podamos decir, sino lo que el espíritu santo quiere que digamos, por lo cual debemos estar dispuestos paras ser usados y estar en santidad para que Dios mismo transforme vidas a través de nosotros.

 

¿Qué necesito para hacer una Predica?

 

Predicar es una hermosa oportunidad que nos da Dios de servirle y llevar las buenas nuevas de salvación.

Todos tenemos la responsabilidad de llevar el mensaje divino, pero hay personas cuyo  ministerio les exige ser más sistemáticos y organizados, ya que no solo les corresponde llevar el mensaje de amor de una persona a otra sino que les toca presentarlo delante de una congregación, un grupo de personas o multitudes.

En dado caso lo único que usted debe garantizar en su vida es la presencia de Dios, luego de eso, todo le será más fácil, pues no se trata solo se saber Cómo hacer un bosquejo para predicar, sino que estar preparado lo ayudará incluso a vencer los nervios.

Sin embargo, tome en cuenta lo siguiente:

 

-Busque la presencia de Dios a través de la oración y el ayuno.

-Elija algunos temas de su interés y póngalos en oración delante de Dios.

-Lea la palabra de Dios, buscando esa revelación divina que le llevara a tener una predica con poder.

-Tenga a la mano herramientas como un diccionario bíblico, biblias de comentarios o internet.

¿Cómo hacer un Bosquejo para Predicar?

 

Saber  Cómo hacer un bosquejo para predicar es relativamente sencillo, si usted tiene en cuenta que lo que es realmente importante es la inspiración del Espíritu Santo, ahora bien, luego de eso, es solo cuestión de seguir unos consejos claves que le ayudaran a bosquejar su prédica.

 

  1. Elija una cita bíblica como tema central. 

 

Si usted busco la presencia de nuestro padre celestial, ya debe tener en mente esa cita bíblica, ahora es cuestión de que usted le ponga un título a su prédica que gire en torno a esa enseñanza que usted quiere llevar para impactar la vida de las personas que oirán su mensaje.

 

  1. Acompañe la cita de una buena historia que le sirva de introducción. 

 

Una buena historia siempre hará la diferencia, y le servirá para romper el hielo, esta historia no necesariamente estará ligada a su cita bíblica pero necesariamente debe estar ligada a la enseñanza que usted quiere dejar.

Esta historia no solo le servirá de introducción, sino que luego de desarrollar su prédica le servirá de ancla y reflexión.

  1. Desarrolle al menos tres categorías de su prédica.

Pregúntese que es lo que quiero mostrar y organice tres aspectos, mínimo tres máximo seis, de lo que quiere enseñar.

Si no tiene idea de cómo hacerlo sirve desglosar su cita central en partes e ir explicándola una a una haciéndola coincidir a través de una concordancia con otros versículos de la Biblia que le ayuden a explicar mejor su postura.

 

  1. Idee un final dramático. 

La Biblia es bastante dramática, el fin de los malos es la muerte eterna, los buenos no solo tenemos vida eterna sino que también disfrutamos de la presencia constante en nuestras vidas de un Dios poderoso, majestuoso, brillante creativo, amoroso, que siempre, siempre, siempre, ha e cosas formidables para sus hijos, así que idear un final dramático a su prédica no es difícil.

Recuerde que el  fin de toda predica es impactar la vida de su receptor, y Dios ya ha puesto su palabra y su poder, así que con un poco de esfuerzo, y mucha disposición podemos lograrlo.